96 380 38 03 info@joanassessors.com

Aunque en un principio se pueda pensar que las tareas de la Agencia Tributaria solo se limitan a la recaudación de impuestos lo cierto es que el organismo también dedica una buena parte de sus recursos a la vigilancia y monitorización de aquellos sectores o situaciones en las que se pone en peligro la capacidad recaudatoria del país. Así, no solo actúa como cobrador, sino también como vigilante ante las posibles fugas en el cobro de los impuestos.

Se vigilará a los grupos de deudores que no muestran intención de regularizar su situación, y que continúan en muchos casos ejerciendo una actividad económica sin minorar sus deudas o incluso incrementando las mismas.

Dar solución a cuestiones de carácter censal «para garantizar la fiabilidad y calidad de los censos tributarios», para lo cual se centrarán en centros de ‘coworking’ o ‘nidos de sociedades’, lugares de mera recepción de correspondencia o despachos.

Recae sobre los sectores económicos que puedan tener incumplimientos en los pagos de impuestos (especialmente el Impuesto sobre el Valor Añadido), pero también en aquellos casos específicos de reiterados incumplimientos de aplazamientos o de, directamente, reconocimientos de deuda sin ingreso.

Compartir