1. Realizar aportaciones a planes de pensiones o planes de previsión asegurados. También pueden realizarse aportaciones al plan de pensiones del cónyuge. La desgravación varía en función de los ingresos del contribuyente.
  2. Aumentar la inversión en el pago del préstamo de la vivienda habitual, siempre que se adquiriera antes del 1 de enero de 2013.
  3. Las cuotas sindicales, de partidos políticos, colegios profesionales, ONG o fundaciones disfrutan de deducciones o minoraciones.
  4. Los contribuyentes que inviertan en la suscripción de acciones en empresas de nueva creación.
  5. Los mayores de 65 años están exentos de tributar las ganancias obtenidas al vender su vivienda habitual, así como al desprenderse de cualquier bien o derecho.
  6. Los propietarios de inmuebles alquilados pueden aprovechar los últimos días del año para realizar inversiones que después se podrán deducir.
  7. La tributación de las ganancias obtenidas por la venta de una vivienda quedan neutralizadas si se reinvierten en otra vivienda que sea la residencia habitual.
  8. Las ganancias patrimoniales pueden compensarse con pérdidas del mismo ejercicio o de otros anteriores si están pendientes.
  9. Los rendimientos de los planes de ahorro a largo plazo están exentos de tributación.
  10. Los contribuyentes que mantengan contratos de arrendamiento anteriores a 2015.
Compartir