96 380 38 03 info@joanassessors.com

La Dirección General de Tributos, dependiente de la Agencia Tributaria, aclara que este tipo de ayudas no son un ingreso ni un rendimiento de actividad del trabajador autónomo. En consecuencia, tampoco se trata de un gasto deducible en la actividad del trabajador. Y es que, tal y como aclaran, al no haber pago, tampoco hay deducción.

Este tipo de ayudas tampoco se debe considerar como un rendimiento íntegro o un ingreso de la actividad. Esto quiere decir que tampoco se puede incluir en las declaraciones del modelo 130 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Compartir