96 380 38 03 info@joanassessors.com

La validación de operaciones en redes de cadenas de bloques de criptoactivos, mediante el proceso conocido como «staking», para lo que es necesario tener un software determinado y bloquear “fondos” durante un periodo de tiempo, siendo el validador recompensado con criptomonedas, de forma cuanto mayor sea la cantidad de criptoactivos bloqueados, mayor será la probabilidad de ser escogido por el sistema para validar los bloques y de ser recompensado, generalmente, con el mismo tipo de criptoactivo, a priori no constituye una actividad económica a los efectos del IRPF.

Si el validador se limita a mantener bloqueados criptoactivos, y solo participa en la validación de los bloques automáticamente con unos recursos mínimos, la actividad no requiere de una organización mínima para considerar que existe una ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción o distribución de bienes o servicios.

Los rendimientos en especie que se obtengan se valorarán por su valor de mercado en euros el día de su percepción, y el resultado se integrará en la base imponible del ahorro del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de su perceptor.

Compartir