Hemos recibido muchas consultas acerca de la exigibilidad de certificado de cese en la actividad, emitido por la AEAT, para conseguir la moratoria de deuda hipotecaria o la moratoria de deuda arrendaticia, para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica a causa del mismo (ambas en relación con la vivienda habitual), te informamos de este asunto.

La situación de vulnerabilidad de los deudores se define en dichas normas atendiendo a diversos factores. En caso de que se trate de un empresario o profesional, uno de los factores a tener en cuenta es la pérdida sustancial de sus ingresos o la caída sustancial en su facturación.

Por tanto, para poder acogerse a la moratoria de deuda no se establece como requisito la baja en la actividad del empresario o profesional.

Reiterar que la acreditación del cese, no es condición necesaria para obtener la moratoria, sino uno de los medios de prueba y no el único. En caso de que no se haya producido el cese, habría que entender que lo que se debe aportar a las entidades financieras es una declaración responsable acompañada de los elementos probatorios que se consideren oportunos sobre la caída de ingresos o facturación.

Compartir