Los empresarios y profesionales están obligados a la presentación del 347 siempre que hayan realizado operaciones con terceros por importe superior a 3.005,06 euros durante el año natural, computándose de forma separada las entregas y las adquisiciones de bienes y servicios.

 

SANCIONES POR COMETER ERRORES

Algunos errores que se pueden producir, son por NIF erróneos o códigos postales que no estén cumplimentados. La cumplimentación incorrecta de las declaraciones informativas, según el artículo 198 de la Ley General Tributaria, puede ser sancionada con una multa pecuniaria fija de 20 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma persona o entidad que hubiera debido incluirse en la declaración, con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros.

 

¿PUEDEN EXISTIR DISCREPANCIAS ENTRE LOS IMPORTES DE CLIENTE Y PROVEEDOR?

Sí, en el caso de que se reciba la factura por el cliente y se registre en un período trimestral distinto al de la emisión de la misma por el proveedor surgirán diferencias.

 

OPERACIONES EN LAS QUE POSTERIORMENTE EXISTAN DEVOLUCIONES, DESCUENTOS, BONIFICACIONES…

Estas circunstancias deberán ser reflejadas en el trimestre natural en que se hayan producido las mismas, siempre que el resultado de estas modificaciones supere, junto con el resto de las operaciones realizadas con la misma persona o entidad en el año natural, la cifra de 3.005,06 euros, indica la AECE en un documento.

Compartir